Metolazone

Zaroxolyn™

Para qué sirve y cómo tomar

Metolazone aumenta la cantidad de orina que usted eliminará. Este medicamento ayuda a su cuerpo a deshacerse del agua y la sal en exceso. Metolazone es utilizado para tratar una acumulación de líquido en su cuerpo llamado edema debido a ya sea una enfermedad renal o insuficiencia cardiaca. Este medicamento también es usado para tratar la presión arterial alta.

El edema es cuando tiene líquido adicional en su cuerpo que causa hinchazón en sus manos, pies o tobillos. Usted también puede sentir dificultad para respirar o líquido en el abdomen. Generalmente, esto es causado por algún problema del corazón o una enfermedad de su riñón o hígado. El aumento de la cantidad de orina que usted elimina lo ayudará a deshacerse del líquido en exceso y disminuirá los síntomas de edema.

Si la presión arterial alta no es tratada, sus vasos sanguíneos se endurecerán, y esto lo llevará eventualmente a un ataque al corazón o un accidente cerebrovascular. La presión arterial alta también puede causar problemas de visión, insuficiencia renal y eventualmente insuficiencia cardiaca.

Metolazone se toma generalmente 1-2 veces al día o como lo indique su médico. Este medicamento puede ser tomado con o sin comida. Si usted esta tomando este medicamento dos veces al día, tome la segunda dosis en la tarde, no a la hora de acostarse. Tomar metolazone a la hora de acostarse puede hacer que se levante para orinar después de que ya se haya ido a la cama.

Si se olvidó de tomar una dosis, tómela tan pronto lo recuerde. Si se encuentra cerca de la hora de la siguiente dosis, espere y continúe con su dosis normal. No tome una dosis doble para compensar la dosis olvidada.

Si usted está tomando metolazone para tratar su presión arterial, continue usando este medicamento, incluso si no se siente enfermo. Es posible que usted necesite tratar su presión arterial elevada por muchos años.

Su presión arterial debe ser revisada con frecuencia para asegurarse de que el medicamento está funcionando correctamente.

Es posible que deba realizarse análisis de sangre en el laboratorio de manera regular mientras toma este medicamento. Los exámenes de laboratorio son realizados para ver como su cuerpo tolera este medicamento.

Advertencias y Precauciones

  • Cantidades excesivas de este medicamento pueden causar una gran pérdida de líquido corporal. La dosis debe ser específica para cada paciente y supervisada muy de cerca por su médico. Notifique a su médico de inmediato si siente calambres musculares, latidos cardíacos anormales, sed incrementada o cualquier otro síntoma de deshidratación.
  • Es posible que sus niveles de potasio puedan disminuir mientras toma metolazone. Hable con su médico o farmacéutico acerca de la posibilidad de necesitar suplementos de potasio o alimentos con alto contenido de potasio como el jugo de naranja o plátanos.
  • Los medicamentos para la presión arterial pueden hacer que sienta mareos o sensación de desvanecimiento. Tenga cuidado cuando cambie de posición de estar sentado a estar de pie. Equilíbrese usted mismo para asegurarse de que se encuentra estable antes de dar un paso.
  • Si usted se deshidrata por sudoración excesiva, vómitos o diarrea, es muy probable que sienta los mareos y la sensación de desvanecimiento de este medicamento.
  • Los ancianos pueden ser más sensibles a los efectos secundarios de este medicamento, especialmente la somnolencia y mareos. La probabilidad de pérdida de equilibrio y de caída está incrementada.
  • Advertencia para diabéticos, este medicamento puede afectar su nivel de azúcar en la sangre. Preste atención a los síntomas de niveles altos de azúcar en la sangre, tales como orina y sed frecuente. Preste atención a los síntomas de niveles bajos de azúcar en la sangre tales como mareos, sudoración, hambre y visión borrosa. Personas diabéticas, revisen sus niveles de azúcar en la sangre y comuníquense con su médico si nota algún cambio.
  • Es probable que usted sufra una quemadura solar mientras tome este medicamento. Si no puede permanecer fuera del sol, cúbrase con ropa y protector solar.
  • Este medicamento puede causarle mareos, somnolencia o visión borrosa. No conduzca ni realice ninguna actividad que requiera concentración y atención hasta que esté seguro de que puede hacerlas sin ningún peligro. Limite las bebidas alcohólicas mientras toma metolazone.
  • Informe a su farmacéutico o médico si está embarazada o amamantando antes de tomar este medicamento.

Interacciones y Efectos Secundarios

  • Dígale a su farmacéutico o médico todas sus alergias a medicamentos para que puedan determinar si metolazone es seguro para que usted pueda tomarlo.
  • Evite interacciones peligrosas con medicamentos. Dígale a su farmacéutico o médico todos los medicamentos que se encuentra tomando, incluyendo suplementos de venta sin receta, incluso si no los toma con frecuencia.
  • Pregúntele a su médico si este medicamento es seguro para tomar con sus condiciones médicas actuales. Informe a su médico si usted tiene alguna enfermedad hepática o renal, asma o alguna condición cardiaca.
  • Mientras tome metolazone, usted puede sentir mareos, dolor de cabeza, posiblemente nauseas o diarrea y quizás alguna disfunción sexual menor. Si estos o cualquier otro efecto secundario no deseado persiste, comuníquese con su médico o farmacéutico para conversar acerca de ellos.
  • Llame a su médico de inmediato si siente severos calambres musculares o debilidad, ritmo cardiaco anormal, cambios en la visión o la boca muy seca y orina disminuida.
  • Llame a la emergencia 911 si tiene cualquier síntoma de un ataque cardiaco tal como dolor en pecho y en el brazo izquierdo, dificultad para respirar y sudoración o si tiene síntomas de un accidente cerebrovascular tales como debilidad en un solo lado de su cuerpo, discurso enredado, cambios repentinos en la visión y confusión.
Si tiene alguna pregunta sobre lo que ha escuchado, comuníquese con su farmacéutico o médico. Esta sesión no incluye todas las interacciones potenciales o efectos secundarios que este medicamento puede causar. Pregúntele a su farmacéutico como debe almacenar su medicamento y como debería disponer de este cuando termine de tomarlo. No comparta su medicamento con nadie, nunca. Recuerde, esto no reemplaza la sesión de consejería con su farmacéutico. En caso de sobredosis, llame a su centro de control de envenenamiento local al 1-800-222-1222.