Lorazepam

Ativan™

Para qué sirve y cómo tomar

Lorazepam actúa en el cerebro y en los nervios del cerebro para producir un efecto calmante. Esto se lleva a cabo al aumentar un químico en el cerebro que disminuye la emoción.

Lorazepam es utilizado para tratar la ansiedad, como tratamiento a corto plazo del insomnio y náuseas y vómitos relacionados con la quimioterapia. Lorazepam es generalmente una tableta que se traga. Sin embargo, puede disolverse debajo de la lengua cuando alguien no es capaz de tragar la tableta.

Lorazepam se prescribe usualmente para ser tomado no más de 3 veces al día. Su médico puede ajustar su dosis en base a su respuesta al tratamiento. Este medicamento puede tomarse con o sin comida.

Si se olvidó de tomar una dosis, tómela tan pronto lo recuerde. Si se encuentra cerca de la hora de la siguiente dosis, espere y continúe con su dosis normal. No tome una dosis doble para compensar la dosis olvidada.

No aumente su dosis de lorazepam ni la tome con más frecuencia de lo ordenado sin la aprobación de su médico porque este medicamento puede formar hábitos.

Si usted ha tomado este medicamento durante un largo tiempo, puede notar que no parece estar funcionando tan bien. Comuníquese con su médico para discutir las opciones. Si ha tomado este medicamento durante un largo tiempo o en una dosis alta, no deje de tomarlo de manera repentina porque puede causar una reacción de abstinencia. Es posible que su médico le haga disminuir su dosis de lorazepam durante un par de semanas o meses.

Las advertencias más importantes

  • La combinación de este medicamento con medicamentos opiáceos para el dolor, como la hidrocodona o la oxicodona, puede causar somnolencia extrema, dificultad respiratoria significativa, coma y la muerte.

Advertencias y Precauciones

  • Fumar puede disminuir el efecto de este medicamento. Dígale a su médico si usted fuma o ha dejado de fumar recientemente porque su dosis de lorazepam puede necesitar ser ajustada.
  • No conduzca ni realice alguna actividad que requiera concentración y atención hasta que se encuentre seguro que puede realizarlos sin ningún peligro. Evite el alcohol mientras se encuentre tomando lorazepam.
  • Los ancianos pueden ser más sensibles a los efectos secundarios de este medicamento, especialmente la somnolencia y mareos. Las posibilidades de pérdida del equilibrio y de caída están incrementadas.
  • Tenga cuidado cuando se administre lorazepam a los niños. Lorazepam puede afectar a los niños de manera diferente causando inquietud y agitación en lugar de calmarlos.
  • Los recién nacidos de madres que están tomando lorazepam se encuentran en riesgo. Este medicamento sólo debe utilizarse durante el embarazo cuando el beneficio para la madre es mayor que el riesgo para el feto.
  • Lorazepam pasa a través de la leche materna. Amamantar no está recomendado mientras esté tomando este medicamento.

Interacciones y Efectos Secundarios

  • Dígale a su farmacéutico o médico todas sus alergias a medicamentos para que puedan determinar si lorazepam es seguro para que usted pueda tomarlo.
  • Evite interacciones peligrosas con medicamentos. Dígale a su farmacéutico o médico todos los medicamentos que se encuentra tomando, incluyendo suplementos de venta sin receta, incluso si no los toma con frecuencia.
  • Pregúntele a su médico si este medicamento es seguro para tomar con sus condiciones médicas actuales. Dígale a su médico si tiene asma, diabetes, presión arterial alta, o antecedentes de abuso de sustancias.
  • Mientras tome lorazepam, usted puede sentirse somnoliento, mareado, aturdido, estreñido y quizás con visión borrosa. Si estos o cualquier otro efecto secundario no deseado persiste, comuníquese con su médico o farmacéutico para conversar acerca de ellos.
  • Llame a su médico de inmediato si presenta dificultad respiratoria, aumento de la frecuencia cardiaca, cambios de ánimo significativos o pensamientos suicidas.
Si tiene alguna pregunta sobre lo que ha escuchado, comuníquese con su farmacéutico o médico. Esta sesión no incluye todas las interacciones potenciales o efectos secundarios que este medicamento puede causar. Pregúntele a su farmacéutico como debe almacenar su medicamento y como debería disponer de este cuando termine de tomarlo. No comparta su medicamento con nadie, nunca. Recuerde, esto no reemplaza la sesión de consejería con su farmacéutico. En caso de sobredosis, llame a su centro de control de envenenamiento local al 1-800-222-1222.