Clindamycin

Cleocin™

Para qué sirve y cómo tomar

Clindamycin es un antibiótico que funciona bloqueando el crecimiento de las bacterias. Clindamycin es utilizado para tratar una amplia variedad de infecciones bacterianas.

No tome un antibiótico sin antes ser visto por un medico. No todos los antibióticos funcionan para todos los tipos de infecciones. Si usted toma un antibiótico que no ha sido prescrito para usted, la condición podría empeorar.

Clindamycin no funcionará para el tratamiento del resfrío común o gripe. Este antibiótico puede no ser efectivo si ha sido utilizado en exceso en condiciones que no están relacionadas a infecciones bacterianas.

Clindamycin se toma generalmente cada 6 horas o como esté indicado por su médico. Este antibiótico puede ser tomado con o sin alimentos. Tome clindamycin con un vaso lleno de agua. No se acueste durante 10-15 minutos después de tomar su dosis de clindamycin para ayudar a evitar la acidez estomacal.

Tome este medicamento a intervalos regulares. Los antibióticos funcionan mejor cuando hay un nivel constante del medicamento en el cuerpo en todo momento.

Si se olvidó de tomar una dosis, tómela tan pronto lo recuerde. Si se encuentra cerca de la hora de la siguiente dosis, espere y continúe con su dosis normal. Mientras no se indique lo contrario, no tome una dosis doble para compensar la dosis olvidada.

Tome este medicamento hasta que se acabe, incluso si se siente mejor o si los síntomas han desaparecido. Si deja de tomar su antibiótico, la infección puede regresar y podría ser más difícil de tratar

Las advertencias más importantes

  • Clindamycin puede ocasionar diarrea severa y en algunas ocasiones fatal. Esto puede ocurrir hasta dos meses después de haber terminado su medicamento. Solo utilice clindamycin para infecciones bacterianas graves cuando otros antibióticos no funcionen.

Advertencias y Precauciones

  • La antibioticoterapia puede permitir en algunas ocasiones el crecimiento de hongos en su boca o causar en mujeres una infección vaginal por hongos. Dígale a su farmacéutico o médico si tiene alguno de los síntomas de enfermedad por hongos en su boca (tales como manchas blancas o sensación de sequedad en la boca) o algunos de los síntomas de infección vaginal por hongos (tales como picazón, secreción, enrojecimiento o hinchazón).
  • Informe a su farmacéutico o médico si esta embarazada o amamantando antes de tomar Clindamycin. 
  • Algunos antibióticos pueden disminuir el efecto de los anticonceptivos. Si usted está tomando anticonceptivos, hable con su médico o farmacéutico antes de comenzar la terapia con clindamycin. Es posible que necesite un método anticonceptivo alternativo.

Interacciones y Efectos Secundarios

  • Dígale a su farmacéutico o médico todas sus alergias a medicamentos para que puedan determinar si clindamycin es seguro para que usted pueda tomarlo. 
  • Evite interacciones peligrosas con medicamentos. Dígale a su farmacéutico o médico todos los medicamentos que se encuentra tomando, incluyendo suplementos de venta sin receta, incluso si no los toma frecuentemente.
  • Pregúntele a su médico si este medicamento es seguro para tomar con sus condiciones médicas actuales. Dígale a su médico si tiene alguna enfermedad hepática o renal, cualquier problema estomacal o intestinal, alguna otra infección o condición médica. 
  • Mientras tome clindamycin , usted puede presentar náuseas, diarrea o vómitos. Si estos o cualquier otro efecto secundario no deseado persiste, comuniquese con su médico o farmacéutico para conversar acerca de ellos.
  • Llame a su médico de inmediato si presenta dolor abdominal severo, diarrea constante o moco o sangre en sus heces.
Si tiene alguna pregunta sobre lo que ha escuchado, contacte a su farmacéutico o médico. Esta sesión no incluye todas las interacciones potenciales o efectos secundarios que este medicamento puede causar. Pregúntele a su farmacéutico como debe almacenar su medicamento y como debería disponer de este cuando termine de tomarlo. No comparta su medicamento con nadie, nunca. Recuerde, esto no reemplaza la sesión de consejería con su farmacéutico. En caso de sobredosis, llame a su centro de control de envenamiento local al 1-800-222-1222.